top of page

CARLOS ANGLADA │ El madrileño Bossa Nova (2ª parte)

Actualizado: 13 feb 2023

Continuando con la extensa publicación sobre Bossa Nova Clube publicado en la portada del Segundo Cuaderno Cultural del periódico "O Globo"de fecha 05.09.2016, quería comentar aquí el gran avance, repercusión y transcendencia que ha tenido dicho artículo en la promoción, divulgación y desarrollo virtual de nuestro "Desafinado's International Club" dentro del sector musical en internet. Como ejemplo, basta con decir que en la actualidad, nuestro Canal de Bossa Nova Clube temático en YouTube, ha alcanzado la importante cifra de +30.000 suscriptores y +9.000.000 de reproducciones, cifras impensables unos meses atrás. Volviendo a dicha publicación en su formato digital y prensa escrita (como ya expliqué en la 1ª parte del madrileño Bossa Nova) el artículo fue basado en la grabación en audio de una entrevista personal con el periodista Eduardo Macedo Rodrigues, apoyado en un texto concreto y detallado que previa revisión de la Editorial de "O Globo", sería posteriormente publicado en los Medios. Pues bien, por motivos que desconozco, creo sinceramente que el artículo finalmente publicado tiene varios omisiones importantes, cambios de datos, fechas, inexactitudes e imprecisiones varias, tanto en el contenido pactado como en el sentido gramatical de algunas situaciones y/o relaciones con terceros. Por éste motivo y tomando como base la entrevista grabada en su día (que todavía conservo), escribo a continuación la 2ª parte del madrileño Bossa Nova con la completa y correcta traducción literaria en español, con las rectificaciones, explicaciones, ampliaciones y/o los cambios pertinentes, siempre fieles y acordes con mi realidad y la de Bossa Nova Clube.


Carlos Anglada │ Coleccionador español, mantiene                                    viva la llama de la Bossa Nova
Carlos Anglada │ Coleccionador español, mantiene viva la llama de la Bossa Nova

El artículo de "O Globo" continúa así: Anglada venera del mismo modo a los artistas vivos, como a los que ya han viajado a las estrellas. En fechas concretas él visita entre otros, a Baden Powell, Nara Leão, Tom Jobim, Vinícius de Moraes, etc., en el Cementerio São João Batista de Rio de Janeiro (RJ).

- "Durante toda mi vida, comenta, siempre me han ocurrido cosas curiosas en momentos puntuales, situaciones singulares o grandes casualidades, casi siempre relacionadas con el mundo de la música en general y de la Bossa Nova de forma particular. Recuerdo un día, cuenta Anglada, en mi época de turista, que decidí ir al Cementerio São João Batista, a llevar unas flores a Baden Powell (músico que conoció personalmente en Madrid), uno de los músicos que considero pilares fundamentales en la historia de la Música de Brasil.

Dentro del São João Batista, me costó encontrar el lugar concreto de mi visita. En la oficina administrativa de la entrada no pudieron darme ninguna información, por la cantidad de papeleo burocrático que faltaba por ordenar, registrar, archivar y/o gestionar. Llamaba la atención la cantidad de documentos apilados "a discreción", así como los grandes libros amontonados sobre las viejas estanterías metálicas llenas de polvo...

Ante la falta de información, decidí preguntar a un trabajador de la "Santa Casa", vestido con una especie de mono de trabajo color azul añil. El operario debería tener unos 70 años y estaba realizando labores de mantenimiento.

- "Bom dia", Por casualidad sabría usted dónde se encuentra el músico Baden Powell, que murió el año pasado..., le conoce..?

- Claro que le conozco, acompañame... En silencio, caminamos por el pasillo central. Pasamos por delante de la sobria tumba de Antônio Carlos Jobim, ubicada al lado de la única "palmeira imperial" de todo el Cementerio. Dicha palmera es originaria del mismo Jardim Botânico de la ciudad y fue transplantada allí en su día, como homenaje al Maestro Soberano. Girando a la izquierda, en plena curva de dicho pasillo central, está la artística sepultura de la gran Carmen Miranda, la Diosa Tropical. Carmen Miranda, nacida en Portugal, fue la artista que más influyó en la divulgación y promoción de la música popular de Brasil hasta nuestros días.

Atravesamos prácticamente todo el lugar, hasta que me llevó a una larga pared lateral.

- Aquí está Baden Powell, comentó el funcionario, tocaba mucho...!


En aquellos días, y a pesar de haber pasado ya varios meses desde su fallecimiento (26.09.2000), el sepulcro de Baden Powell todavía no estaba debidamente identificado con una lápida. Simplemente estaba sólo marcado con el nº 32 dentro de un círculo.


Baden Powell (1937 ~ 2000) │ Cementerio São João Batista (RJ)
Baden Powell (1937 ~ 2000) │ Cementerio São João Batista (RJ)

Justo al lado de la tumba del músico, encontré a un grupo de personas, estaban en silencio.

Por la proximidad y el emotivo momento, se entabló una conversación informal entre nosotros. El que parecía ser el hermano mayor de la familia, me preguntó si yo había venido también a visitar y/o a despedir a un familiar. Les comenté que en realidad, estaba allí sólo para agradecer al genial guitarrista Baden Powell, toda la música que me había acompañado durante tantos años. Dicho ésto, la situación cambió. Con caras de sorpresa, empezaron a mirarse unos a otros. Comenzaron a emocionarse, diciendo que su madre (que estaba en el sepulcro contiguo), durante toda su vida fue ferviente seguidora y apasionada por la música de Baden Powell. La familia comentó que con esta gran casualidad, en cierto modo el destino con sus misteriosos caprichos, les había querido dar una especie de consuelo. Continuando con el personaje motivo de esta edición cultural, decir que antes de escuchar los primeros acordes de Bossa Nova, Carlos (inexplicablamente) ya soñaba virtualmente con Brasil. En su juventud, ya realizaba viajes imaginarios al país. Los sábados recorría distintas Agencias de Viajes y Turismo de su ciudad natal Madrid, coleccionando posters, folletos y revistas turísticas, preferentemente con imágenes de la ciudad de Rio de Janeiro. Parada obligatoria era la oficina de la desaparecida Compañía Aérea Varig, situada en el antiguo Edificio España, en plena Pza. de España.

Sabiendo de su pasión, a los 14 años, recibió por su cumpleaños un regalo muy especial de su hermano Raúl. Una bandera de Brasil. -"Raúl, de dónde la has sacado"...? le pregunté... - "Me he subido trepando al mástil de la bandera de la Casa do Brasil, y la he cogido de allí... Raúl por entonces tenía sólo 11 años y se había jugado literalmente "el tipo" sólo para ver la cara de alegría de su hermano Carlos.


Carlos Anglada con la bandera de Brasil │ década de 1950
Carlos Anglada con la bandera de Brasil │ década de 1950

Aquella no era una bandera común, fabricada en serie, ni un artículo industrial o comercial. La pieza estaba fabricada artesanalmente "a la antigua" con pedazos de tela cosidos y tenía bordado en relieve el lema de "Ordem e Progresso" y 21 estrellas. Sin saberlo, Carlos tenía entre sus manos, una bandera original y originaria de la década de 1950, una bandera oficial símbolo del tiempo del surgimiento de la Bossa Nova. Otra de esas casualidades, fue cuando su gran amigo Carlos Alberto Afonso, dueño de la "Toca do Vinícius" | Casa da Bossa Nova en Ipanema, resolvió crear en su fantástica tienda musical y librería, un escaparate-homenaje al gran Bellini, con motivo de la celebración de la Copa del Mundo FIFA ese año en Brasil (2014). Hideraldo Luiz Bellini, fue el primer capitán de la Selección de Brasil en levantar una Copa del Mundo de fútbol (1958). Para decorar ese escaparate, se necesitaba casi como figura central, una bandera de Brasil de la época. Después de varias semanas de búsqueda, la bandera no aparecía. Y fue en un comentario casual, cuando Anglada supo del interés de su amigo por conseguir tal reliquia para su temática decoración. La famosa bandera "ondeó" protagonista y orgullosa tras el cristal del famoso escaparate de la "Toca do Vinícius" durante toda la Copa del Mundo de fútbol de 2014.


Escaparate de la Toca do Vinícius  |  Instituto y Centro de Referencia de la Bossa Nova (RJ)
Escaparate de la Toca do Vinícius │ Ipanema (2014)

Un par de semanas después del término de la Copa del Mundo, Carlos Afonso llamó a Anglada para que fuera a recoger la reliquia que estaba en la "Toca do Vinícius" en calidad de préstamo. Y fue en aquel preciso instante en que Carlos Alberto Afonso le devolvió doblada en triángulo la bandera con gran ceremonia, cuando Anglada pensó que aquel emblema de Brasil que siempre le había acompañado desde su juventud, símbolo de sus sueños, de la música que hasta hoy le apasiona, y de tantas y tantas cosas asociadas, que debería quedarse para siempre con Carlos Afonso, en la "Toca do Vinícius". Dicho local es oficialmente el Instituto y Centro de Referencia de la Bossa Nova en Rio de Janeiro, en Brasil y en el Mundo. Aquella bandera, después de casi 50 años, por fin ya está en casa...! No sé como argumentarlo coherentemente, continúa diciendo nuestro protagonista, pero inexplicablemente desde que tengo uso de razón, de una manera u otra, Brasil siempre estuvo presente en mi pensamiento. Al contrario de lo que sucede ahora, en donde todos tenemos una evidente saturación de información en todos los sentidos, en aquella España de los años 70', vivíamos en un ambiente de continua escasez de noticias internacionales, producto de una falta de libertad en la comunicación en términos generales. Eran las normas del régimen militar de la época, las que básicamente nos decían lo que podíamos o no podíamos ver, escuchar y/o leer. Basta decir, que durante décadas los artistas internacionales, cuando programaban sus giras europeas, borraban de su "tour" a España, ignorando literalmente a mi país, castigándonos y privándonos a toda nuestra generación de emociones y experiencias, acordes con nuestra edad. Como ejemplo práctico, comentar que el primer show de Música de Brasil en España, se realizó en Madrid, en el mes de Mayo de 1981. Ese fue un día inolvidable, en el que por fin pude ver a pocos metros tocar a Baden Powell. Y claro, en todo aquel panorama cultural, todo lo que fuera escuchar música diferente a la nacional o a la "políticamente correcta" era complicado. Recuerdo que era poco menos que imposible por estar bastante restringido, el poder comprar discos LPs importados o vinilos con música diferente o alternativa a la emitida por las radios o televisión de la época. Medio audiovisual nacional en el que por cierto, sólo existían los 2 canales de TV oficiales del Estado. El grupo de los amigos "más musicales", nos solíamos reunir los fines de semana en un Pub tipo inglés llamado "Woody", situado en el madrileño barrio de Argüelles. Mi querido barrio. Allí durante horas, escuchábamos atentamente todas aquellas maravillas de vanguardia. Así conocí a Miles Davis, Santana, Deep Purple, Yes, Emerson Lake & Palmer, Donovan, Crosby, Stills & Nash, Neil Young, James Taylor, y lo más importante, allí escuché por primera vez a João Gilberto.


Recuerdo perfectamente, aquel día. En aquel momento, no podía ni siquiera imaginar, que aquel intérprete con aquella voz suave, que tocaba una música nueva y desconocida, me iba a influir tanto y tanto, como para hacer de la Bossa Nova, la tesis musical de mi vida. Aquel día en "Woody", nunca podría prever que esa música disonante, sofisticada, perfecta, me iba a hacer cambiar de país y de modo de vida. Y mucho menos, que el prestigioso periódico "O Globo", iba a dedicar a Bossa Nova Clube y a mí mismo, una portada en el Segundo Caderno Cultural.

Calçadão de Copacabana, Princesinha do mar | El camino, la verdad y la vida
Calçadão de Copacabana │ El camino, la verdad y la vida

Carlos Anglada, trabajó en diversos sectores en España, relacionados comercialmente con el arte. Creó su propia empresa de distribución y comercialización de bisutería y bio-joias brasileñas. Eso le permitía viajar regularmente a Rio de Janeiro (RJ). Un día, en el aeropuerto Internacional de Galeão se dio cuenta de que cada vez le costaba más el volver a España, el estar otra vez lejos de la ciudad carioca que tanto ama. Quizás fue entonces, cuando inconscientemente ya se había decidido a trasladar su residencia definitivamente a Rio de Janeiro (RJ). Circunstancia que se produjo en el año 2010.

Aquí él puede vivir de cerca y como siempre quiso, el universo musical Bossa Nova y así poder conocer de cerca y en primera persona a aquellos artistas que siempre escuchó en los discos durante tantos años en Madrid.

Carlos es un coleccionador de encuentros casuales o programados, como aquel que tuvo lugar en el año 2003 en el aeropuerto de Barcelona, España. En aquella ocasión, fue a recibir personalmente a João Gilberto. Anglada en aquella ocasión "excepcional", fue acompañado de una figura en miniatura del propio artista.

Joãozinho
Joãozinho

- "Boa tarde João, bem-vindo a Barcelona", si tiene un minuto, me gustaria presentarle a alguien que ha asistido conmigo a varios Conciertos de usted por Europa. Y desenrollando una pequeña toalla color beige, apareció la pequeña figura... - "Joãozinho, te apresento ao seu João, o músico que mudou para sempre a Música do Brasil". João cogió el muñeco, mirándolo fijamente con interés durante unos instantes. La realidad es que un João miraba al otro en silencio. - "Obrigado", me dijo, creyendo que era un regalo... - Disculpe João, no es un regalo, sólo quería hacer las presentaciones oficiales de ustedes dos. Me devolvió a Joãozinho sonriendo, diciendo que tenía prisa, porque en menos de dos horas tenía que tocar en L'Auditori de Barcelona. Le enseñé la entrada del Concierto, diciendo que estaríamos en el espectáculo nosotros dos... Me estrechó la mano y se alejó con sus acompañantes sonriendo.

Aquel 09 de Julio de 2003, fue la segunda vez que João Gilberto tocaba en Barcelona. En este caso, su arte estuvo con nosotros durante más de dos horas. Fue un Concierto perfecto, lleno de novedades musicales y anécdotas. El público, en un silencio absoluto, se entregó a João desde el minuto 1. Y yo, asistiendo desde el centro de la fila 4, con la pequeña figura (como siempre) asomando levemente por el bolsillo superior de mi camisa azul. Sería mi imaginación, pero en aquel preciso instante podía ver en Joãozinho una cierta sonrisa diferente..., estaba feliz y orgulloso de haber podido conocer personalmente al genial João Gilberto.



En breve, y para completar el extenso artículo "El madrileño Bossa Nova" del periódico "O Globo", será editado el último capítulo:


▲ Quién será capaz de tocar como João Gilberto...? | Hideki Nakajima (Capítulo 3)

To be continued │ Continuará...


P.D. ► Este post fue editado originalmente en http://bossanovaclube.blogspot.com el 09.06.2018



João Gilberto International Fan Club │ Facebook │ Te esperamos...!



Desafinado, suscríbete a nuestra página web y recibirás todas las novedades y actualizaciones...!


Entradas Recientes

Ver todo

2 Comments


Me ha gustado mucho este segundo capítulo dedicado a la entrevista en "O Globo". Los detalles de tus vivencias, Carlos, tus aficiones y seguimiento del rastro de la bossa nova a través de sus músicos y su legado, son como minimo entrañables y muy curiosas. Ojalá tus "coincidencias afortunadas" te sigan permitiendo continuar por ese camino de búsqueda y conocimiento de todo lo que rodea a esta maravillosa música !!!

Like
Replying to

LUIS, gracias como siempre por tus comentarios y tus buenos deseos │ Viva la Bossa Nova...! ✔️


Like
bottom of page